Porqué el mandato exclusivo es la mejor solución para Valencia Home Luxury ?
22/07/2022

El mandato exclusivo ofrece la ventaja de poder cuidar nuestros mandatos y conseguir unas ventas más eficientes.

La exclusividad es una comodidad para nosotros, pero también para nuestros clientes, a los que podemos acompañar de la mejor manera posible. 

La venta bajo un mandato exclusivo es mucho más rápida que con un mandato simple.

La venta de un inmueble con contrato de exclusividad suele durar 3 -4 meses. Para un mandato simple, esto puede llevar hasta seis meses o más.

En primer lugar, el agente inmobiliario ya no tiene miedo de comprometerse "por nada". En un mandato simple, varias agencias que compiten entre sí tienen el mismo objetivo ,firmar la venta antes que los demás. Por lo tanto, cada agente corre el riesgo de que se le adelante rápidamente.

Tener una sola persona de contacto simplifica la comunicación entre el vendedor y su asesor inmobiliario. Desde la organización de las visitas hasta la entrega de las llaves, las etapas de la venta son más fluidas y, por tanto, más eficaces que si tuviera que tratar con varias agencias.

EL MANDATO EXCLUSIVO AUMENTA EL VALOR DE SU PROPIEDAD PARA LOS COMPRADORES

El problema del mandato simple es la imagen que transmite. En un simple mandato, un inmueble en venta suele estar sobreexpuesto, porque lo exponen varias agencias.

El inconveniente es que estas agencias no valoran y marcan su mandato de la misma manera.

Además de estar sobreexpuesta, la propiedad tiene un precio y unas características que varían de una agencia a otra.

El mandato da la impresión de estar vendido y "quemado". Póngase en el lugar de los compradores. ¿Le gustaría invertir en una propiedad que nadie parece querer ? La respuesta es no.

En el caso de un mandato exclusivo, el precio de la propiedad será siempre el mismo, independientemente del medio en el que se difunda. Además, su estimación se realiza sobre el valor de mercado.

En un simple mandato, un inmueble en venta suele estar sobreexpuesto, porque lo exponen varias agencias.

CREA ESCASEZ

Esta es la consecuencia positiva del argumento anterior. La rareza despierta el interés y ese es el objetivo del mandato exclusivo. Vincular un mandato a una sola agencia lo hace más raro y, por tanto, "más deseable". 

Además, la publicidad suele ser más trabajada que en el caso de los mandatos simples, en los que las imágenes y la información relativa a la propiedad son más básicas.

Con la exclusividad, el agente responsable de la venta de su propiedad tiene tiempo para desarrollar las mejores estrategias para promocionarla. Hará todo lo posible para que la casa destaque entre las demás.

EL MANDATO EXCLUSIVO LE DA MÁS POSIBILIDADES DE ENCONTRAR EL MEJOR COMPRADOR

El mandato exclusivo nos permite dar más tiempo a los compradores.

¿Qué gana usted, el vendedor? Para tener más posibilidades de encontrar un sustituto serio que satisfaga mejor sus necesidades.

Con un simple mandato, las agencias responsables del mismo están en competencia. Por lo tanto, buscarán compradores rápidamente para asegurar la venta. Es probable que la selección del comprador sea menos cualitativa que con un mandato exclusivo, debido a la urgencia a la que se enfrentan los agentes.

Además, tendrán más tiempo para tranquilizar a los compradores y proporcionarles toda la información posible para facilitar la venta.

En un mandato exclusivo, los compradores no necesitan tratar con varias personas. Se benefician de un único y más cómodo punto de contacto.

LUCHAMOS POR TI

Uno de los problemas del mandato simple es que el agente inmobiliario lucha contra la competencia.

Tienen que vender la propiedad antes que nadie, aunque eso signifique bajar el precio.

Con el mandato exclusivo, estamos más tranquilos y luchamos sólo por nuestro cliente vendedor, para que su propiedad se venda en las mejores condiciones.

TRABAJAR CON VALENCIA HOME LUXURY

Un agente inmobiliario que sólo trabaja con un mandato exclusivo es un agente que puede permitírselo. El mandato exclusivo es, por tanto, una garantía de rendimiento y experiencia. 

La razón por la que los agentes inmobiliarios trabajan con un mandato simple es que a la mayoría de ellos les resulta difícil justificar la exclusividad.

EL MANDATO EXCLUSIVO PERMITE UNA MEJOR ESTRATEGIA DE MARKETING

Como hemos explicado, un mandato exclusivo nos permite invertir más tiempo y dinero. Como el presupuesto es mayor que el de un simple mandato, podemos ofrecer un servicio a medida y, por tanto, estrategias de marketing adaptadas.

Otro ejemplo: la geolocalización de los inmuebles en los portales les da más visibilidad y, por tanto, más compradores potenciales.

EL MANDATO EXCLUSIVO SE VENDERÁ EN 3-4 MESES

Ponga esta cifra en perspectiva. Recuerde que, con un mandato exclusivo, la venta suele tardar entre 3 y 4 meses, frente a los 6 o más de un mandato simple. Por lo tanto, este periodo está justificado. Además, esta exclusividad tiene una duración limitada. 

Además, hay una cosa que debes tener en cuenta. El agente inmobiliario responsable de la venta de su propiedad tiene todo el interés en respetar este periodo, de lo contrario se arriesga a perderlo.

No es bueno para la reputación de un experto inmobiliario (y de la agencia a la que representa) dejar escapar a un cliente insatisfecho. Así que piense en este plazo como una palanca para el éxito. 

El mandato exclusivo es una muy buena solución para los particulares, ya que ofrece dos ventajas al agente inmobiliario: tiempo y dinero.

Sin embargo, en este artículo no queremos glorificar la exclusividad ni devaluar a los profesionales que trabajan con un simple mandato. Algunos agentes inmobiliarios optan deliberadamente por el mandato simple y esta estrategia ha demostrado ser rentable. 

Por último, el mandato exclusivo no es un fin en sí mismo. Es una garantía de que el agente inmobiliario estará en mejor posición para vender su propiedad.